Déjame ayudarte: Dinámica de apoyo en tus hermanos y amigos

Un gran defecto como seres humanos es creernos auto-suficientes, y pensar que no necesitamos a nadie para vivir, ni mucho menos cuando pasamos por dificultades. Lo cierto es que como cristianos, y en realidad como seres humanos, siempre vamos a necesitar de personas que nos ayuden y apoyen durante nuestra travesía por este mundo.

Por ello, queremos mostrarte esta dinámica que hará reflexionar en la importancia de dejarnos ayudar por los demás y también ser de apoyo para nuestros hermanos.

Detalles de la dinámica

  • Categoría: Trabajo en equipo.
  • Objetivo: Apreciar la importancia del trabajo en equipo y de permitir ser ayudados por otros a lo largo de nuestra vida.
  • Distribución: Circular.
  • Material: Venda (opcional)
  • Tiempo: 30 minutos.
  • Tamaño del grupo: 5 o más integrantes
  • Madurez del grupo: Medio a maduro.

Instrucciones

Antes de empezar la dinámica, enfatice en que será necesario guardar la seguridad de todos los integrantes del grupo y evitar que nuestros compañeros salgan lastimados.

Formar al grupo en un círculo, pedir a un integrante que se quede en el centro del circulo y pedirle que cierre los ojos. También se los pueden vendar y pídanle que cruce sus brazos sobre su pecho.

Decir al resto de los participantes que deberán comprometerse a hacer sentir confianza a su compañero y cuidar su seguridad física. Una vez dicho esto, mencionar que el participante del centro deberá dejarse caer hacia tras de manera que uno o dos participantes del circulo deberán cacharlo con sus brazos.

Los integrantes del circulo deberán ayudar a su compañero a ponerse en el lugar correcto para dejarse caer, es decisión del equipo si lo cachara solo una persona o dos, esto puede variar dependiendo de las complexiones de cada miembro.

A la señal de sus compañeros el participante se dejará caer totalmente, confiado de que atrás no lo dejaran caer. Después, le tocara a otro pasar al centro y realizar los mismos pasos, esto hasta que todos los integrantes del circulo hayan pasado.

El guía, deberá permanecer atento a que la persona que esté en el centro se deje caer totalmente sin dar un solo paso para apoyarse o meter las manos. Si nota que algún integrante se muestra inseguro para dejarse caer deberá motivar a los participantes a darle la confianza adecuada al participante para que logre caerse sin temor.

Al finalizar la actividad, realizar las siguientes preguntas para fomentar la reflexión en el grupo: ¿Qué sintieron al momento de estar al centro del circulo? ¿Cómo lograron dejarse caer? ¿Cómo podemos relacionar este círculo con nuestra vida? Permitir que cada uno exponga su sentir.

Para finalizar

Después, leer Eclesiastés 4: 9 y 10 y reflexionar con el grupo sobre las situaciones en la vida en las que a veces preferimos afrontarlas solos y al final de cuentas la carga es tan pesada que nos quedamos estancados sin poder avanzar. Resaltar lo importante que es para Dios el dejarnos ayudar y ser acompañados por otros a lo largo de nuestra vida. También , motivar a los integrantes a ser dignos de confianza y estar siempre prestos a sostener a nuestros compañeros si lo necesitan, recuerda: ¡mejores son dos que uno!

Variantes: Si el grupo es muy grande, pueden hacerse dos círculos. Si no hay tanto tiempo, pueden pasar solo algunos integrantes del circulo al centro para acortarlo.

Recomendaciones: Aplicar la dinámica en grupos donde ya haya cierto grado de confianza.

Comparte esto en rus redes sociales!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  

5 Comentarios para "Déjame ayudarte: Dinámica de apoyo en tus hermanos y amigos" [comments title]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *